martes, 30 de mayo de 2017

Poesía en vena


"Poesía en vena me sostiene
en un conjuro soñador.."

Al verso afrodisíaco que permuta
los sueños en imágenes,
a la rima lujuriosa
que se mide en las entrañas..
Traigo palabras de sobra
para abrir tus pétalos,
y congujarte a mi pulso más poético..
Porque están las flores del alma
de tu rocío penetradas
exhalando el embrujo de tus ojos
al viento que te llevó...
Noches de magnolias
entre velos de luna
se atreven a suspirar tu nombre
en los jardínes misteriosos del deseo..
Porque a puro palpito
y destapada de espíritu,
sólo me florece para tu pecho
el rojo más enamorado..
Yo sé que a primavera viva
y silenciosamente
me has escrito en soledad
las estrofas piel adentro..
En los oasis de la inspiración
que apenas la lluvia transparenta
se musicaliza la ternura
esa que al revuelo de las hadas
zimbrea a tu espejismo apasionado..
Poesía en vena me sostiene
en un conjuro soñador..
Y es que tengo el rosa de tus labios
en la sangre y en el verso.

YOLANDA GARCÍA VÁZQUEZ
D@R

Paraíso


"¡Oh, que lo saben los bosques,
los campos y las plantas..!
Que el aire huele a Dios.."

A un claro del bosque más profundo
no queda espacio para soñar..
deja que el verdor de los nuevos días
relumbre la ciencia de todo lo creado
para yacer en completa beatitud
con los hijos nuevos de las plantas
que fecundan los tiernos capullos
de la historia nunca escrita..
Sol y muerte en oblicuo descenso
sobre los hombres y las piedras
eternizan lo irreal del ser,
en su paraíso vivamente imaginado..
Hojas que expiran a las almas
el último poema del cielo
a tan sólo un río del infinito,
para llorar su pura clorofila
sobre el ayer más putrefacto..
Pero son los estambres de la flor más delicada
los que exudan la gran estafa de la vida,
para recordarnos que el mundo es sólo polvo
en continua suspensión..
Busca entre las sombras del ciprés
sobre la ciénaga silenciosa,
allá donde los esqueletos maduran
el fruto miserable de los años,
busca allí la savia verdadera..
Pues el paraíso sabe a lágrimas,
a infernales soledades..
antes de pisar la tierra prometida..
¡Oh, que lo saben los bosques,
los campos y las plantas..!
Que el aire huele a Dios..
y en cada átomo nos viene revelando
lo que bien saben los muertos,
que la muerte ya no existe.

YOLANDA GARCÍA VÁZQUEZ
D@R

Rocío...


"Yo sólo quería escribir el poema más bello del mundo..
deletrear el renacer de las almas
a la preciosidad de lo inmutable.."

Rocío, rocío que a la trasnochada flor
corteja de ensueños
no tiene para mí ni un claro de luna..
Ausencias me lagrimean
su noche en el punto
más álgido de la tristeza..
Yo sólo quería escribir el poema más bello del mundo..
invocar al espíritu primaveral
para reverdecer las mustias letras del verso,
pero se me ha puesto la pena tan acuosa
que su dulcísima lira
se ha emborronado de soledades..
No veré más la estela de sus ojos
en su purpurina de amor,
se secarán los brotes del salmo enamorado,
fallecidas las lunas del último octubre..
En las corcheas de una partitura antigua
cabrá todo el dolor de los silencios,
aquellos que exhalaron su promesa
a los oasis del espíritu..
Rocío,  rocío..
Se cuajarán de espesas nieblas
los largos días del almanaque
con la tinta roja en su luz crepuscular..
Estaré sola al revés del viento
y tan ausente de mi,
que el rocío me sabrá a lágrimas..
Yo sólo quería escribir el poema más bello del mundo..
deletrear el renacer de las almas
a la preciosidad de lo inmutable..
Rocío,  rocío.. ¿porqué me sabes tan triste..?

YOLANDA GARCÍA VÁZQUEZ
D@R

Libélulas en vuelo imaginario


"Como las libélulas del verso apasionado
voy a cerrar los ojos para llegar a ti..

Un instante tan fantástico que el aire me olerá a poesía
y trazará en lo invisible
las auroras majestuosas del espíritu..
En fragantes noches de cielos turquesa
acudiré a tu encuentro,
con tal premura que sentirás deshojarse el alma..
Es algo más que amor lo que me atrae a tu ribera,
son las aguas dulces que traspasan los ecos del silencio
para componer la más encantada partitura..
¿No escuchas el murmullo de la sangre
implorando los misterios de tu luna llena..?
En un vuelo imaginario de órbitas florales
que saben conjugar la primavera voy a llegar a ti..
Quiero huir a través de los bosques frondosos
que cubiertos de alfombras esmeraldas
llegan hasta la cuenca del río partido..
donde veré fundirse el rojo lienzo crepuscular
sobre el anhelado oasis de tus brazos..
Tan pobre soy que el viento se compadece
y me silba la melodiosa estrofa de la flor prohibida
La misma que a tus labios implora el verbo absoluto
para florecer de mis tristezas el jardín más secreto..
Te amaré al declinar los pétalos de la purísima amapola,
entre vahos del aurífero rocío..
seré tuya al despojarse el alba de su rosáceo tul
en los cauces del precioso anochecer..
Dime que me amas en la suspirada estela
del nocturno primaveral que se posa enamorado
sobre las alas de las libélulas del verso..
Aquí están mis manos vacías,
el cántaro de los sueños cincelado
con el azul de las lágrimas más puras..
Voy a cerrar los ojos para llegar a ti..

YOLANDA GARCÍA VÁZQUEZ
D@R

Poesía divina


Sobre el disco celeste de Nebra
la galaxia está tan viva
como la mano que la sostiene..
El fulgor de los astros despunta la noche
sobre el origen de las cosas,
me incorporo del revés
y acude precursora la sangre del universo..
Es la astronomía del alma
que desde su eje lúdico
penetra de luz los instantes vacíos..
Se van pariendo las estrellas
en contraste con la infecunda lucidez,
y nacen al desvirgarse el alba
los paraísos secretos..
Es el principio estelar
que nos consuela de la cordura
y nos acoge en su lecho cósmico..
Un dosel de contelaciones se revela
contra las leyes de la materia,
y así, locos enamorados,
de las engañosas realidades huyendo,
soñamos soñar..
Es la hegemonía del tiempo y su poder
que desde el infinito
deshace en misteriosas ecuaciones
las reglas de la razón..
Perielio de Mercurio
que me ciega de infrarrojos
más allá de la soledad..
No me resisto a su convocatoria..
presiento que al menor choque de partículas
voy a vislumbrar la aurora del mundo..
No tengo pudor y me atrevo,
pues de lo invisible se preñan
las claras lunas del sueño,
Esas que anhelan a los asteroides
que desde la creación
nos traen llorando la poesía divina.

YOLANDA GARCÍA VÁZQUEZ
D@R

miércoles, 24 de mayo de 2017

Oasis


"Oasis que inunda los sentidos
en mi punto vernal..
poesía que no muerde ni sangra
no será nunca poesía.."

Verso a vena para romper el crepúsculo soñador
y deshojar de liras fúnebres
el renacimiento de la aurora..
Porque están los cielos plagados
de verdades eternas y agujeros de luz,
hoy me muero en la noche del mundo
y me vuelvo de aire
para viajar al oasis del yo..
Quiero entre  espumosas lágrimas
y rumores perfumados
perpetuar el instante nada
para purgarme de artificiales versos
y zumbantes abejas..
No más fraudes al ritmo del corazón
que mutilan la viva esdrújula
para dar muerte a la primavera
en paraísos de vanidad..
Voy a romper esa regla
que no deja excepcionar el alma
para ser sangre que aflora
manchando de rojas palabras
de las musas su insolencia
Dejame que beba de la noche
el rocío sanador
para llenar mi cuenca solitaria
de destellos apasionados..
Verso a vena..
Oasis que nubla los sentidos
en mi punto vernal..
-poesía que no muerde ni sangra-
no será nunca poesía..

YOLANDA GARCÍA VÁZQUEZ

D@R

martes, 23 de mayo de 2017

Sinfonía en rosa mayor


Un lloro de corcheas ascendía lánguidamente
de los jardínes misteriosos a la luna..
era el secreto de una partitura de amor
que afinaba las notas del alma..
Caían como cristales de nieve
las lágrimas de la música,
componiendo una sinfonía en rosa mayor..
Sentí que la madrugada entera
era algo más que un desgarro del tiempo,
y me aventuré tras los jirones de niebla
para abrir su velo espectral..
Me penetró de golpe la longitud de su onda,
desde el pecho al átomo más triste..
Y fueron envolviéndome en ráfagas exquisitas
las semifusas del sueño..
Era el contrapunto a la gran soledad
escrito en clave de sol..
lloré el alegro majestuoso en su fa sostenido,
y me daba igual que nunca fuera a amanecer..
Yo sólo quería noche, mucha noche
para cuajarme de sonidos y delicias
la sangre atormentada,
y poder comprender de una vez el olvido de los muertos,
el enigma de sus melancólicas flores..
Y así en agotadora orgía musical
descendí del paraíso al infierno del yo..
¡Cuanta pena para descodificar la primavera
de sus eternos esplendores
y consagrarse a su dura ley..!
Acabé rendida de tanto gozo,
de tanta desesperación..
Cuando llegué al intermezzo del alba
ya tenía los labios rosas en sinfonía mayor..
Morí al mismo tiempo que desperté,
y comprendí que la vida
es tan sólo un eco entre dos silencios
que choca sus breves compases
en una partitura demasiado larga..

Yolanda García Vázquez
Derechos de autor reservados