martes, 25 de abril de 2017

Amor profundo


"Y los pétalos llorosos
que al agua destilan el sueño dulce
saben la profundidad de mi amor.."

Estaba sola en el mundo
un reguero de inmensa tristeza
mustiaba las flores de la sangre..
Era el otoño..¡No..! Era algo más..
Vientos de negras notas
bramaban a las lagunas su desamparo,
mientras en los cauces de la noche más fría,
tomaba forma el eterno adiós..
Muerte que al aire estremecido
echaba todas mis lágrimas
para que no hallara luz en ningún instante..
Rojas las venas de la madrugada
me mancharon la verdad ante los ojos,
estaba sola en el mundo, y ante mi y los días,
no quedaba más que el polvo de los muertos..
Soledad que se hizo carne en un temblor,
miedo a miedo, morí mil años antes de nacer..
¡Oh, si, lo recuerdo bien..!
porque fue entonces..
cuando un destello de interminable haz
vino a salvarme del naufragio,
y antes que cayera mi sombra
en los pantanos de las perennes ausencias,
ya estaba el amor regresándome a la vida..
Fueron tus lunas de egregia estirpe,
que a mis labios de invierno echaron la roja flor..
fue la palabra del brote primaveral
del poético rocío enamorado,
que en su ciclo más fragante
conjugó a mi pena la hermosura..
Y en ti desperté,  y en ti renací..
Y antes que me diera cuenta
ya estaba escribiéndote las letras perfumadas
en las auroras silentes de las aves
que penetran los versos del amor profundo..

Yolanda García Vázquez
D@R