martes, 21 de marzo de 2017

Azucenas


"El era el invierno
más yo no lo sabía.."

Un cortejo de azucenas
que a mi talle
fue relumbre primaveral,
exhalan hoy olor a muerte..
El se fue..
Me dejó la tristeza en el verso,
el agua dormida
en su gélido cauce..
A su frialdad que es más que noche
sucumbirá otro rocío,
más no la albura enamorada
de los virginales sueños..
No rimaré la flor de mi sangre
a su lírico desdén,
al fraude de su metáfora,
pues otro viento me salvará del polvo..
Se desgajan las letras
de un escapulario bendito
porque hilvané a mis soledades
su penumbra de amor..
El era el aguanieve
a las azucenas del espíritu..
me dejó la luna llorosa,
mustio el cáliz del beso prometido..
Quiero olvidar de sus ojos
la dulce fluorescencia,
el engañoso donaire..
El era el invierno,
más yo no lo sabía..
tanto frío dejó en mi,
que tengo transparentes las azucenas.

Yolanda García Vázquez
D@R

Los lirios


"Y es que le amo en su orgía floral,
a la pureza de los lirios
que copulan con lo imperfecto
para parir las preciosidades del alma.."

En los cauces silentes del viento,
donde la cuerdas de las arpas
deslizan su placidez nocturna
se hizo más profundo el amor..
Solfeo que de sus ojos
en suave conjuro primaveral
sigue derramando la misma música
a los lirios de mi tristeza..
Es la consagracion del verso
en cien noches carmesí..
que a mi savia enamorada
refulgen sus capullos de luz viva..
Y es que no resisto esa corriente
de su ímpetu poético
que en mi cintura desfloró
el sueño virgen de las luciérnagas..
Tengo su rocío en cada punto final,
en las raíces del verbo apasionado,
Y en cada letra que su luna menguante
dejó morir en el otoño..
A décimas del gran crepúsculo
no deja su esplendor
de mortificar las leyes de lo imposible..
Y es que le amo en su orgía floral
a la pureza de los lirios
que copulan con lo imperfecto
para parir las preciosidades del alma..
Sangre que de mi a él
renueva amorosamente
la última promesa de la vida
al primer palpito de eternidad.

Yolanda García Vázquez
D@R