martes, 24 de enero de 2017

Los narcisos fragantes


La noche cimbrea sus arpas
de cristalinas notas..
están los claros propicios
para la luz amorosa..
en la cúspide lunar te espero,
ven a mi espíritu sigilosamente,
tan despacio que el amor
nos suene a música..
y es que tengo los labios perfumados,
y la piel muy soñadora..
Todo en el aire me huele a ti..
Bésame de la nostalgia
su flor más secreta,
besa los narcisos fragantes
de los espejos acuosos,
toma la fruta más tierna
del cerezo encarnado,
para embriagar de delicias
los jardínes otoñales del alma..
Abrázame sin premura,
con dulce misterio,
tan delicadamente
que el paraíso nos parezca real..
Están temblado las perlas del sueño
en su nácar olvidado,
quiero deshojar la perenne tristeza
con un soplo de tu viento..
Hace ya demasiadas lágrimas
que no pruebo de tus ojos
el esplendor enamorado..

Yolanda García Vázquez

D@R