martes, 24 de enero de 2017

Las dulces nieblas


"Y en ti las dulces nieblas
sabrán de mis suspiros
cuando las perlas del amor
no sean a tu sangre más que polvo.."

Desamparo que a mi espejo
de lágrimas perpetua
sucumbe al peso de los días,
con dolorosa nocturnidad..
Yo sé bien de abandonos,
del ángelus desapacible
que plagia sus infinitas congojas
al viento anochecido..
Tengo la brújula tan desorientada
que al mínimo vaivén
tiemblo y me desvanezco,
nubosidad invariable
me llueve en la piel su adagio tristísimo
A mil años luz..
he visto mi alma purificarse
en el fino cristal de los versos perdidos
en las dulcísimas lagunas..
ensoñación que me clarea ante ti..
mil rosas atrás..
Y después de escribir la belleza
sólo queda el perfume
de las quietas melancolías deshojadas,
rocío que a mis labios condensa tu espíritu..
Pero no dejo de suspirarte
en el lecho de las dulces nieblas,
como claro de luna me poso ante ti
para llenarte de amores los silencios tan profundos.

YOLANDA GARCÍA VÁZQUEZ

D@R