sábado, 3 de diciembre de 2016

Sombra enamorada

"A las lágrimas del bosque..

a los clarines melodiosos de las fuentes
que entonan el amor eterno.."

Y en tu efervescente memoria
ya no seré más que un espectro,
sombra enamorada
que a tu simetría,
me abrirá los velos soñados..
Iré a morir a tu piedad
deshilachada de mi misma,
para beber un interludio
de la noche de tus ojos..
Esa nívea transparencia
que agita las ondas del alma..
¿Tendré espacio suficiente
para clarear tanta melancolía,
o seré un jirón de niebla, nada más..?
Nunca lo sabré, y sin embargo..
en tu vertiente he derramado
los dulces misterios de la vida,
el Aguazul de los ensueños..
Me he vuelto del revés
para ajustarme a tu nadir,
conjugando cada letra del silencio,
cada adverbio invariable..
Y aún así no tengo más
que una retahíla de penumbras
tan anchas como tu olvido..
Sombra enamorada
que se mece entre los sauces llorones,
tiene de tus labios, el color,
la más fragante luna..
No te hilvanaré más al canesú
de la amarilla soledad,
hallaré desahogo en otro estanque..
para perfumar mi otoño
con los nenúfares del verso..
A las lágrimas del bosque,
a los clarines melodiosos de las fuentes
que entonan su amor eterno,
seré sombra enamorada.

YOLANDA GARCÍA VÁZQUEZ

Derechos de autor reservados