sábado, 3 de diciembre de 2016

Rapsodia


Me hueles a noche..
a frescor de magnolias,
delicado perfume
que exhala la lluvia lagrimosamente..
Un lazo invisible nos ata
desde mi otoño a tu hemisferio,
sublevando de raíz la vida cotidiana..
y es que lo inmutable
no responde a ninguna ley..
Yo sé que estás leyendo mi alma,
a escondidas, sigiloso,
entre renglones con sabor a sueño..
te obnubila mi rocío melancólico,
lo pruebas y después te vas..
pero, acércate al manantial de mis esencias,
y bebe de mi todo mi amor..
porque amor es lo único que tengo..
Te reto a deshojarme
a las luciérnagas ambarinas del deseo,
entre puntos suspensivos
de tu elocuente metáfora..
Siénteme a suspiro lento,
respira mi última rapsodia..
porque en cada letra escrita
hay sangre enamorada..
Inhalame a versos, sin pudor..
como esa luna que moja tus labios
en el cauce del silencio..
para después hablarme de ti..
Lagrimosamente te amo,
igual que las perseidas de tus ojos
que soñolientas caen a mi desvelo..

y es que me hueles a noche..

YOLANDA GARCÍA VÁZQUEZ

Derechos de autor reservados