miércoles, 14 de diciembre de 2016

Pleitesía

(Con la palidez de una musa)

En el tibio sueño del ángelus
en el polvo de una estrella..
- Pálida musa a destiempo -
que te amo ya lo sabes,
no hace falta mediar palabras..
En cada eslabón del desamparo,
en mis horas más huecas,
en el curso de mi sangre a la tristeza..
allí estás tú, imposibilidad infinita..
hoja perenne del amor imaginario..
Fruto del cielo que se desgaja sobre mi luna..
Sólo tú inundas este inmenso vacío,
que me consume lánguidamente..
Te cuelas por mis rendijas
como el sol de medianoche,
postulando a mi soledad
la maravilla de tus ojos negros..
Me enciendes cada lágrima
con el beso de tu rima más jugosa,
para dejar caer mi tallo
en su más profundo olvido..
Te amo desde lejos,
con la desesperanza de la lluvia,
el sopor del aguanieve..
Te amo porque he perdido muchas veces,
por el tiempo que me queda,
por la melancolía de las aves..
Y es que el amor se fragua en la inmensidad,
allí donde no hay barreras,
ni muros que retengan el vuelo del espíritu..
De mi furor enamorado
sollozarán tal vez las hadas de tu prosa,
mas yo seguiré guardando pleitesía
a los cirios angelados de tu alma..
Te amo sin medida, ni reclamo,
te amo en la indiferencia de la multitud,
en la pesadumbre de mi habitación,
con la palidez de una musa,
a pesar del elocuente silencio
que dejan tus versos en mis labios.

Yolanda García Vázquez

D@R