sábado, 3 de diciembre de 2016

La retirada

Y a pesar de los labios mojados
por la miel de los sueños,
en continua borrasca se hallan mis cumbres,
pantanosas las aguas del alma, me sollozan su olvido..
Tengo viento en los ojos,
soledad en las ramas,
descosido de mi talle el velo de tu luna,
me bato en retirada y desaparezco..
Todo me huele a mentira,
muerta la casa del amor
en la ciénaga melancólica,
recupero la cordura, vuelvo a mi misma..
Tiemblo cual mariposa ante la llama,
caída en sangre de un salto..
al abandono de las begonias
que en otro tiempo perfumaron mi noche..
Están cayendo las lágrimas
al cristal del silencio,
empañando rosas, minutos,
en un descuido, la eternidad..
Llámame por mi nombre,
llámame dulcemente,
de tu estrofa al infinito,
hasta que se pudran los despojos
de la impúdica primavera..
Seré la luz rosada en el punto
de algún verso, quizá..
para desnudar el deseo pertubador
que fluye de mi piel a tu corriente..

YOLANDA GARCIA VÁZQUEZ

Derechos de autor reservados