viernes, 6 de mayo de 2016

El hada de Venus

Yo nací para la oscura noche,
- concebida para mi mal -
de una lágrima de Morfeo
en la carne de cualquier rosa..
Un vuelco repentino de luz,
un brote de lujuria, y allí estaba yo,
arrojada a la vida desde otra sangre..
Aprendí las leyes de la realidad,
desde la transparencia del sueño
a la dolorosa circunstancia del yo.
Fui creciendo en sintonía
con mi entorno,
y me hice lluvia para no morir..
No conocí el esplendor
del verano en mis espigas,
ni el goce del amor en mi tallo,
pero descifré el enigma de la luna
en la cuenca de su río imaginario..
Abrí la puerta de lo inmutable
para encerrarme dentro de mi,
y maté de hambre la soledad..
Descubrí mundos de sutil belleza
en la órbita de otro silencio,
y caí desnuda en la gran verdad.
Soy de la noche, - nadir infinito -
y ceñida a mi tormento
amarra su gloria el hada de Venus..
No tengo propiedad en la razón,
me esquiva la paz en su atajo del tiempo,
soy la certidumbre del loco..
y algún día seré pasto de cuerdos
y jueces para despertar de nuevo
en el filo de otro espejismo..

Yolanda García Vázquez

D@R