martes, 2 de febrero de 2016

Los jardínes del espíritu

En los jardínes del espíritu
penetra diáfana la verdad..
tengo la sangre escarchada
y una lengua de sal catando
despacio el vino rojo de la ira..
Quiero huir hacia el sol
por el país de la lluvia,
descifrar el código del invierno
que entregó mi alma al aguanieve..
Un carrusel de fantasmas
se vislumbra inquietante
más allá del corredor de la niebla..
Insensata de mi me adentro
en el santuario del amor,
y no hallo más que muertos
cruzando el pasadizo de la eternidad..
Debo apurar cada gota,
cada espacio, antes de que rompa
la pureza, lo prohibido..
Consumado el placer de un espejismo
en las entrañas de otra luna,
vuelve a la carga la noche
con su habitual penitencia..
Maldito el cordel que mueve
esta ridícula marioneta..
Soy un cuento inacabado,
una borrasca continua..
y he desandado el dolor de los locos
por los atajos del viento..
La poesía me eleva a la superficie,
y no tengo más gloria en mis manos
que una pluma de lágrimas..
Escribo las horas contando las letras,
porque con tu cordura no pierdo la razón..
"Dejame con mis sueños,
que a mi me parió la soledad.."

Yolanda García Vázquez

D@R