jueves, 17 de diciembre de 2015

Evanescencia

Un hilo de oro fino
va bordando en la noche,
el destello virginal
de mi amor imaginario..
Por un rayo de tu luna
yo besara el desamparo,
contara cada lágrima,
desde mi pena hasta tus ojos..
No existe resplandor
sin profunda negrura,
ni pureza sin pecado..
Tienes el misterio de un sueño
perfilado en tu talle,
evanescencia del ayer,
que provoca mi vigilia..
Años de silencio nos contemplan,
Tú, en tu astro..
Yo, en mi nube..
Dos extraños en la lluvia,
cada cual en una acera del destino..
La niebla de la nostalgia
emborrona este cuaderno
de liras perfumadas..
No te vayas, no te vayas..
Sé que estás ahí, escondido
bajo cualquier renglón
de mi eterna soledad..

Yolanda García Vázquez

D@R