viernes, 11 de diciembre de 2015

Selene

Un lagrimal de tristeza
inunda los ojos de la noche..
Luna llena, dama blanca,
quiero respirar tu silencio
y dejar que mis muertos
hallen desahogo en las aguas
puras de tu cauce..
Selene, te llaman..
Hada del cielo, musa de poetas,
escucha la ardiente súplica
de mi espíritu a tu santuario..
Soy de viento desapacible,
huraña en mi soledad
y ahueco en cada estrofa
el oleaje del mundo..
He naufragado en mil orillas,
y tengo miedo hasta del miedo..
Busco amparo en tu isla de luz,
en tu olimpo de espejos,
como Julieta sin su Romeo..
Dicen que tu hechizo levanta
a los mares de su olvido,
y colma de amor la eterna
sed de las palabras..
por eso vengo a consagrar
a ti, esta pena tan vieja..
No hay dolor que reste su belleza
a las perlas de tu sueño,
ni lluvia que empañe tu pudor..
Cuando las rosas de mi huerto
veas temblar de ausencia
y de deseo, sabrás que mi alma
muere cada amanecer..

Yolanda García Vázquez

D@R