viernes, 6 de noviembre de 2015

El corazón de la rosa

Y ahora vas a beber
de mi silencio,
como antes yo me ahogué
en los turbios mares
de tu indiferencia..
Porque ahora he roto
el viejo velo de mi sueño..
y voy hacia arriba sin piedad,
como el viento, toda aire..
Despierta y sigilosa..
me elevo entre volutas
de humo y perfume..
Asciendo sin prisa
pero sin pausa,
hacia el ático celeste
donde migran las almas
impuras de los poetas locos..
Porque soy dolor
y la insolencia me define..
A contraluz y a destajo
me evado con la complicidad
de cualquier alma bohemia..
dejando escrito mi epitafio
sobre el cristal de la lluvia:
"Que muera la cordura
y estalle en un verso
el corazón de la rosa.."

Yolanda García Vázquez

D@R