miércoles, 27 de septiembre de 2017

La deshumanización


"Por no tejer su seda a la parabola divina
se privaron a las orugas del verso
la metamorfosis del corazón.."

Halos de misterioso silencio
reflectan la satisfacción dormida
al trasluz de los dolores..
Me hallo deshabitada
en un corredor de nebulosas letras
que se afanan por escribir el amor vivo..
Pero me falta sangre
y busco el modo de coagular la noche
para no morir en su avaricia..
A tiempo muerto
se balancea la cuna del alma
mecida por espectrales deseos,
en laberintos oníricos..
Me asomo a la claraboya del inframundo
tratando de escudriñar el polo sur
de la vasta creación,
y mi ritmo cardíaco se normaliza
maravillado al revuelo de los puros ángeles,
los mismos que custodian
la verdad inamovible
tras los impenitentes desiertos de lágrimas..
Al fin comprendo la razón del existir
y me congratulo con los elementos
y su naturaleza asesina..
Más el adyacente hemiciclo
de la eternidad me vuelve del revés
y capítulo al egocentrismo de los otros..
Glorificada al éxtasis
la maldad contrahecha,
profana los tiernos puntos de las dulces estrofas.
Un objeto inanimado
expele rayos de conciencia
al vértice del sexo podrido..
mientras se idolatran en el altar de la lujuria
a los hijos de los bastardos
Herida de muerte la virtud de la palabra
se postulan al infierno las flores del ser
entre mariposas suicidas
ante tanta deshumanización.

YOLANDA GARCÍA VÁZQUEZ
D@R

Macedonia de palabras


Lagrimeando suspiros al costal del atardecer
porque el amor huele a fresas
y a arándanos maduros,
que a las hadas de la nubes
cristaliza en gotas de luz..
No se pudrirá la vid del sueño aframbuesado
con su textura celestial
de cosechas perpetuas..
porque el alma es la fruta divina
que toma su color y su perfume
en los jardínes perennes de la verdad,
allí donde la muerte jamás se ha podido concebir..
Uvas de pigmentación nostálgica
saborean del crepúsculo
la poesía tiernamente acerezada,
aquella que fecunda el núcleo del espíritu
para coagular en rima toda la sangre primaveral..
Es la noche penetrando auroras
para regocijo de las pulpas tristes
que anhelantes de versos
reclaman al tamarindo su placer..
Grosellas que se conjugan al alba
con el rojo sentimiento del melocotón
saben a elixires florales..
Nomenclatura que huele a ambrosía  viva
y silencia los llantos del ramal acongojado
con incontables lágrimas de sol..
Es la hegemonía del verano
que amalgama los instantes melancólicos
afrutando de eternidad las horas del ciruelo a la mañana..
Semillas que son principios
de valores inamovibles,
pues la felicidad brota de la raíz reseca
del desaliento anaranjado..
Zumo de la pasión verdadera
que licua los tormentos del ser
al manantial de lo invisible..
Es el néctar de las cosas que a sorbos de ternura
embellece la soledades del nisperero soñador..
Macedonia de palabras
que en su punto de almíbar
tiene poder para nutrir de esperanza
los gajos mustios del corazón.

YOLANDA GARCÍA VÁZQUEZ
D@R

La escarcha del corazón


Ya el dolor se hace poema
no sin antes licuarse en tinta tóxica
con cada una de mis lágrimas..
Hay letras de luz asomándose a mi espíritu
en silentes anocheceres
de estrofas majestuosas..
pero hay muchas lagunas de tristeza
entre los espacios no leídos..
penumbras que trato que no veáis
para seguir exhalando sueños y vahos lunares
al filo del eterno adiós..
Son los puntos finales de mi vida
que no me dejan escribirme ante tus ojos
pues la siega ha llegado a la palabra
con su hoz de cruenta soledad..
Una angustia  inconmensurable me devora,
me encarniza el sentimiento,
me atormenta..me deja a la intemperie
como una mariposa frente a la llama
en su perpetuo sacrificio..
Es el aguanieve de los años
que se cristaliza en eternas ausencias
a falta de tu iris inspirador..
Ya mi sangre no echa vivas flores
al sediento abecedario
que fue ayer de nuestras musas su jardín..
Es la escarcha del corazón
que me está dejando en los escombros
con las metáforas boca arriba
por no tener donde reposar tanto desaliento..
No me llega el aire para soñar,
me atasco en tu indiferencia..
Siento que muero,  y muero..
Y es que hace tiempo que quedé
sepultada bajo las páginas del gran olvido..
No son lágrimas de amor
lo que derraman mis versos al embrujo nocturnal
es el suicidio de mi primavera
y la expulsión de los vergeles de  tu alma.

Yolanda García Vázquez
D@R

Los cerezos


"Está sangrando el corazón de los cerezos..
por un bosque sin hadas,
de soledad espeluznante.."

Remendado el primer tul
del sueño esclarecido
se consumen los instantes al aire
en beatitud lagrimosa..
Es el filo de la navaja
que corta el espíritu en diagonal
y me deja con la pena cara al sol,
avizorando la muerte de los días..
Un paso más y me despeño
contra la niebla silenciosa..
para ser tierra de nadie,
seré flor en mi propia tumba..
Al rosal empobrecido,
al lloro de los sauces
que derraman el verso más crepuscular
seré continua poesía..
Está sangrado el corazón de los cerezos
por un bosque sin hadas
de soledad espeluznante
donde la primavera se olvidó de soñar..
Es el hueco donde habito,
fosa de pestilentes recuerdos
y negruras perdurables
que me catapulta al eterno adiós..
Lágrima a lágrima me voy escribiendo
en absurdas hipérboles
de anafora pasional
hasta romper la cuerda que me agobia..
¡Oh, musa de las tintas dulces..!
¿porqué están de luto las rosas del verano..
aquellas que  se sonrojaban no más él las leía..?
Ahora puntos de lluvia
bajo el iris de su nombre..
ya sangrado el corazón de los cerezos..
Tengo la palabra tan ajustada
que hoy me duele hasta el dolor.

YOLANDA GARCÍA VÁZQUEZ
D@R

Crepúsculo


La guadaña acechando
con la hoz bien afilada
me recuerda que soy sólo polvo
en dolorosa incertidumbre..
No tengo ni una flor sobre la losa donde habito,
es la noche de los días,
el más perdurable crepúsculo..
¡Oh,  carne que apresa el alma
en su celda de  fantasmal cerrojo..!
No habrá suficiente luz
para tanta muerte bajo los muros..
La lividez cadavérica
de un sueño de amor
en mortífera flama me consume..
Es el trofeo del horror
que insiste en reclamar
de mi aliento hasta la sombra..
¿Seguirá el impenitente rayo
abrasando mi pena hasta el tuétano
o seré simiente de futuras esperanzas..?
Sólo sé que hay un reguero de sangre
bajo el rosal enamorado,
una cascada de lágrimas bajo los ojos,
y no me llega el aire al suelo
para tragar tantos olvidos..

YOLANDA GARCÍA VÁZQUEZ
D@R

Un romance poético


"Y cuando menos lo esperaba floreció en mi aurora su rosal,
dejando al aire y sin pudor
todos los pétalos de la lluvia.."

El es la suavidad de la palabra desnuda,
el más melodioso anochecer..
Ha venido por sorpresa desde su espacio etéreo
a sembrar de amorosas liras mis soledades..
Es tierno como las alas de un ángel
y profundo como las aguas de la verdad..
Es poeta de instantes tan deliciosos
y perturbadores como el perfume del verso multicolor..
Tiene más claros de luna en su alma
que todos los sueños del verano juntos..
y ha llegado a mi desván
para desempolvar del olvido los tules del amor..
Le estoy amando con suave languidez
entre renglones que me saben a vida
para atrapar de sus manos el azul de los cielos..
Es la personificación de la prosa encantada,
un espíritu libre, y bohemio,
de nacionalidad: soñador..
Me ama con exquisita delicadeza
entre pausas que no puede romper el viento..
Es la extrema dulzura,
la caballerosidad del trovador nocturno
y me embriaga de notas musicales
con el rocío de su solfeo..
Me toca sin tocarme al compás de un suspiro
las sonatas de la pasión
bajo los halos encantados de un romance poético.

YOLANDA GARCÍA VÁZQUEZ
D@R

Bajo el velo nocturnal

Amor de claros de luna
que te bañas en mi espíritu,
bajo el velo nocturnal
te antojas paradisíaco..
Y créeme cuando te digo que también lo saben las hadas,
y los duendes y las ninfas,
que nuestro amor, más que amor es poesía..
Hasta que te conocí
no imaginé que el anochecer
dibujara unos cielos tan hermosos..
Y ahora que se ha disipado la niebla
que ocultaba tan radiante lienzo..
abro mis ojos sin temor para descubrir
que hay belleza por doquier..
Amor en mi silencio
que deshoja auroras
a contraluz de la lluvia,
créeme cuando te digo que los ángeles
te enviaron a mi bruma melancólica..
Y al florecer de las liras apasionadas
se refleja en los estanques del sueño,
un amor tan puro como el agua,
tan dulce como el néctar de las rosas,
y tan verdadero como la risa de un niño..
Que no se rompa el hechizo
que me arrastra hacia tu cauce mágico,
que sigan dibujado las estrellas sus órbitas enamoradas
al caer el beso triste del crepúsculo..
Amor de luciérnagas perfumado de misterios
que te has hecho luz frente a mi sombra,
amor de claros de luna
que te bañas en mi espíritu,
bajo el velo nocturnal te antojas paradisíaco..
Y créeme cuando te digo que también lo saben las hadas,
y los duendes, y las ninfas del bosque silencioso
que nuestro amor, más que amor es poesía.

Yolanda García Vázquez
España
D@R

martes, 26 de septiembre de 2017

Sonata de muerte


"Toda congoja acaba siempre en poesía.."

Teñido en crepúsculo
su velo nupcial
se rindió a la pena más negra..
Silencio en el páramo del monte pelado,
apague su estela el cometa fantasma
pues la vida que es noche
ha matado la luz del último sueño..
Ojos bien cerrados
para olvidar un suicidio de rosas
que por error sangraron su perfume..
No hay corriente por muy subterránea que sea
que no fluya hacia la tristeza..
¡Ay, del amor y sus embustes..!
Todo me huele a soledad profunda,
a desgarro de venas cual filo de navaja
mancha las flores del espíritu..
Hay un rincón empotrado
en las paredes de mi desdicha..
Sonata de muerte para mis labios,
cuáles luciérnagas exhalan su destello final..
Toda congoja acaba siempre en poesía,
pues tengo de lunas los dedos en tinta
más hoy no se deja escribir el dolor enamorado.
Sonata de muerte..  sonata de muerte ..

YOLANDA GARCÍA VÁZQUEZ
D@R

El bosque petrificado


"En el valle del bosque petrificado
hoy se tuercen las letras
sobre la octavilla macabra.."

Esa luna caerá..
de tanto escribir con lágrimas
las hojas del calendario..
El dulce espejo que a su corazón
fue agua de luz
yace fragmentado en minutos de noche..
Pero una noche que hiede a muerte
y a rosa podrida de olvidaderos infectos..
¿No ves los retales de mi alma
descosidos del sueño
como jirones de sombras flotando.. ?
¿Acaso la sangre de una flor
puede dibujar el viento
cuando aulla en corriente lamentosa?
¡Oh, sí el amor es la aurora de un instante
que fluctúa entre nieblas eternas,
para qué apuntar a sus cumbres silenciosas..!
Déjame que llore la angustia de vivir
y que hay no hay un alma para mi alma,
que al menos un poema se escribirá..
En el valle del bosque petrificado
hoy se tuercen las letras
sobre la octavilla macabra..
seré un fósil bajo el crepúsculo..
Lo saben los cipreses del cementerio
en su agónico  balanceo
mientras el cielo se deshoja
Esa luna caerá ..

YOLANDA GARCÍA VÁZQUEZ
D@R

La última rosa del verano



"El era el vaho soñador,
el postre de las hadas
que en idílico festín me hizo poesía.."

La última rosa del verano
suspira perfume de muerte,
han caído sus pétalos
sobre la laguna misteriosa..
No le digas al viento que me viste llorar..
Tengo sombra hasta en el aire,
dorada al corazón la música
que ya huele a crepúsculo..
Voy al río a clarear tanta noche
a ver si de agua florecen los años
y los capullos del verso
a contraluz de mis lágrimas..
Era la delicada nube sobre la vieja pradera,
el concluyente resplandor
que iba a salvarme..
más una ventisca
de cumbre monstruosa
taló de raíz el rosal de mi cielo..
Un dedal de suspiros
empuja la aguja del reproche,
en invisible trazo
hilvana sus letras de amor..
Yo sé que hubo oro tras aquella colina
que en la hechura de un dulcísimo instante
transparentó la belleza a mi alma..
Al otro lado de la lluvia
empapado en olvido
quedó el ángel del beso..
Era la última rosa del verano,
era el vaho soñador,
el postre de las hadas
que en idílico festín me hizo poesía.

YOLANDA GARCÍA VÁZQUEZ
D@R